Obituario. Pitty Santa Cruz de Ynguanzo, galerista pionera en arte de vanguardia en España

Pitty Santa Cruz

Julia Sáez-Angulo

 

Ha fallecido Pilar Rodríguez-Porrero de Chávarri, más conocida por Pitty Ynguanzo, marquesa viuda de Santa Cruz de Ynguanzo, galerista de arte durante 27 años en Madrid. Su funeral tendrá lugar a las 20 horas, el próximo 22 de junio de 2015 en la iglesia de Los Jerónimos de Madrid, cerca de la que fuera su residencia en la calle Antonio Maura.

 

Pitty Santa Cruz de Ynguanzo ( San Sebastián, 1924 – Madrid, 2015) dejó escritas sus memorias –ilustradas con fotografías- en el libro La Marquesa de Santa Cruz de Ynguanzo. 30 años de Diplomática y 27 de Galerista (Fur Printing Ediciones, 2000). Su familia era propietaria de las célebres Aguas de Carabaña y ella estudió Farmacia en la Universidad Central de Madrid, incluso llegó a abrir un establecimiento durante un corto periodo de tiempo.

 

Al casase con Manuel de la Calzada y Herranz, marqués de Santa Cruz de Ynguanzo y diplomático, en 1945, comenzó su periplo por distintos países a los que fue destinado su marido: Tánger, Estados Unidos de América, Francia, Suiza, Irak y Pakistán. El matrimonio tuvo tres hijos varones.

 

 

Al quedarse viuda, dado su amor al arte, abrió la galería Ynguanzo, asesorada por Michel Tapie de Ceyleran. Fue pionera en traer a Madrid la obra de grandes artistas como Ben Nicholson, Le Corbusier, Saul Steinberg, los artistas del pop americano como Andy Warhol o Lichtenstein; el grupo japonés Gutai, etc. Desde su galería Ynguanzo se nutrieron importantes colecciones de arte como la de Pilar Citoler e incluso museos franceses adquirieron sus obras. Durante su última etapa, expuso la obra de diversos arquitectos–sus hijos Javier y Guillermo lo eran- españoles y extranjeros, además de José Antonio García Álvarez, Javier de Juan, Juan Moral, Cuasante, Equipo Realidad, Adriá Pina, Rubió, Villatoro, Fernando Illana, Ramón Molina, Cubillo, Ota, Ulbricht, Chiqui Martín, Cisquella, Campoamor, Frank Benz, Sebastián Solar… Todos ellos guardaban un excelente recuerdo de su galerista.

 

Sus memorias fueron escritas después de sufrir un ictus, que, con voluntad superó bastante aceptablemente, sobre todo en el habla. En aquellas cuenta anécdotas personales vividas con algunos personajes de momentos en su vida como la reina Victoria Eugenia, Don Juan y Doña María de Borbón, el matrimonio de John y Jacqueline Kennedy, Marlene Dietrichi, Ginger Rogers, Virgina Ullman, Peggy Gugenheim, Paul Claudel, Fernando María Castiella, los condes de Motrico, Josefina Carabias, Beyeler, Paul Bowles o Salvador Dalí.

 

Mujer culta e inquieta, hablaba con pasión de la localidad asturiana de Inguanzo, en el concejo de Cabrales, donde tenía una casa que adoraba. Su pasión por las casas le llevo a adquirir también en Biarritz, Mallorca y un Molino de viento en La Mancha.

 

Pitty Ynguanzo fue una mujer cariñosa de palabra y mucho corazón, que hubiera merecido un reconocimiento mayor en el mundo del galerismo de arte, por la tarea singular que llevó a cabo en la capital de España. En 2004, el Grupo pro Arte y Cultura le rindió un homenaje en la casa de Mayte Spínola junto a la baronesa Thyssen-Bornemisza, donde la anfitriona elogió las virtudes del trabajo que ella hizo en el mundo artístico en España.

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd