“La ternura” de Alfredo Sanzol en el Teatro Infanta Isabel, un logro de humor, homenaje al Teatro Clásico


 

 

Julia Sáez-Angulo

 

17/12/18 .- MADRID .- El teatro clásico, sobre todo de William Shakespeare y el “vodevil” del entrar y salir de la escena de Lope de Vega, flotan con gracia y donaire en la palabra y en el gesto de la obra de teatro “La ternura”, del joven dramaturgo Alfredo Sanzol, que ya ha merecido más de un reconocimiento y galardón en su carrera artística. Texto y dirección con acierto del mismo Sanzol.

 

Las alegres comadres de Windsor y El sueño de una noche de verano, revolotean en cita y concepto por la obra. Shakesperare, siempre Shakespere, el gran escritor insuperable de todos los tiempos, se merece todo homenaje. El estilo y la metáfora de sus textos se hace eco en La ternura, en interpretación de los buenos actores que la encarnan.

 

 Tres mujeres, madre y dos hijas, que huyen de los hombres a una isla desierta, donde se encuentran con tres hombres en la misma situación de rechazo a las mujeres. El choque y conflicto no se hace esperar. Las damas van vestidas al estilo del Siglo de Oro español, y ellos, como buenos salvajes con zaragüelles al estilo morisco.

 

El mito de la caverna de Platón, con su juego de la realidad y las apariencias también se da cita en esta obra que los espectadores, incluidos niños, disfrutan a rabiar, como tuvimos ocasión de comprobar en la función que asistí, en la que un muchacho de unos siete años se reía a carcajadas con los “gags” de la obra.

 

Paco Déniz, Elena González, Natalia Hernández, Javier Lara, Juan Antonio Lumbreras y Eva Trancón dan vida a los seis personajes sobre el escenario con gracia y soltura en ese festín de palabras ingeniosas, donde la semántica juega con todos los significados.

 

La vida arrolla contra todos nuestros planes viene a decirnos la obra. Ni siquiera los juegos de magia de la madre logran los objetivos, porque el torrente de cada día desborda las previsiones. las nuevas generaciones rompen cauces, la experiencia de los mayores no sirve, porque cada cual llega virgen a cada época que le toca vivir.

 

“La ternura”

Teatro Infanta Isabel

c/ Barquillo, 24 Chueca. Madrid

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd