Joaquín Benito de Lucas presenta su libro “Sonetos de amor (1953-1955)” en la Asociación de Artistas y Escritores Españoles


 

 

Julia Sáez-Angulo 

 

10/05/18 .- MADRID .- El poeta Joaquín Benito de Lucas ha presentado Sonetos de amor (1953-1955) en la Asociación de Artistas y Escritores Españoles, AEAE. El libro editado por el Ayuntamiento de Talavera de la Reina (Toledo), localidad natal del autor, ha sido presentado por los también poetas Manuel López Azorín y Pedro Antonio González Moreno, ambos, premios de Poesía Benito de Lucas.

 

Emilio Porta, vicesecretario de la AEAE, abrió el acto ara introducir a los presentadores.

 

Manuel López Azorín elogió el soneto frente a los que lo consideran una cárcel de la forma poética y calificó los sonetos de adolescencia de Benito de Lucas como ideas y reflexiones sobre inquietudes amorosas en la edad pletórica para el amor. Recordó la afirmación de que “la Poesía expresa más de lo que dice el poeta”. El soneto se encadena y encadena las estrofas y requiere el rigor de la forma.

 

Los Sonetos de amor de Joaquín Benito de Lucas (Talavera de la Reina. Toledo, 1934), en su etapa de poeta adolescente fueron un hallazgo de quien sintió el amor, lo vivió y lo escribió” y constituyen una poesía “cargada de emoción y belleza”. Es “la historia de sus años, la historia de su vida”, concluyó el presentador.

 

Pedro Antonio González Moreno señaló que Sonetos de amor es un libro que parece que cierra un ciclo poético, cuando en realidad es un primer libro de Benito de Lucas que abarca los años 1953-1955, “un arrebato adolescente pasional y lírico en el que el autor ya domina la estrofa”.

 

Un libro que ofrece claves preciosas de amor, paisaje de Castilla, inquietud religiosa y admiración por algún poeta conocido”. Un encuentro amoroso que se pierde en la lejanía, el paso del tiempo y el olvido. Un aprendizaje del amor y una descripción de la amada idealizada con la trenza que se desea acariciar y los ojos llenos de tristeza, señaló también el presentador. Una suerte de “égloga renacentista”, al estilo Garcilaso. Poesía el Ubi sunt -¿dónde estás?- en su segunda y tercera parte. Todo es efímero y mudable salvo la pasión del amor.

 

Confesiones del autor

Joaquín Benito de Lucas aclaró que la amada era una colegiala extremeña, interna en un colegio de monjas, con la que solo habló una vez y a la que veía en vacaciones. “Es una pura invención. Todo amor es fantasía”, señalo. “El cuaderno en que están escritos los sonetos lo tomé en la estación de trenes de Tarragona, donde visité a mi hermano que era factor de circulación. Los sonetos están escritos en Madrid después de vislumbrar a aquella muchacha.”

 

Sonetos de amor son una experiencia, más que vivida, soñada, donde no hay retoque alguno de lo que se escribió en la adolescencia, explicó el autor.

 

El coloquio de la presentación giró en torno a la ideal del “poeta fingidor” de Pessoa. Que el poeta diga que la poesía estaba más en su mente y en su corazón que es la realidad es propio de un poeta y escritor auténtico, capaz de ver lo que no existe realmente”, señaló Emilio Porta.

 

El plano de la realidad se transmuta con la palabra y el lenguaje; el poeta ve lo que es real y lo cree: un sentimiento capaz de crear poesía. “La idealización es un tópico literario”, se dijo. ¿Qué otra cosa es la realidad y el deseo que se plasman en la literatura? La verdad poética no tiene que ver con la realidad real. Lo real no existe en poesía. Cada lector tendrá su propia interpretación ante la lectura. Como señalara Cela, ante otros poetas como José Hierro y Benito de Lucas sobre la poesía de García Nieto al que se acusaba de ficción en sus poemas: “lo que importa es que la poesía parezca muy verdadera”.

Our website is protected by DMC Firewall!