Sophia de Mello: “Cuentos ejemplares”, traducidos por Tecla Portela e ilustrados por Juan Jiménez

 

 

Julia Sáez-Angulo 

 

La escritoraLa escritora portuguesa Sophia de Mello es la autora de Cuentos ejemplares, traducidos al español por la lusista María Tecla Portela Carreiro e ilustrados en color por Juan Jiménez. El libro, que autora parafrasea al de Novelas Ejemplares de Cervantes, ha sido publicado por la editorial Encuentro.

 

El enfoque cristiano de la escritora portuguesa lleva aparejado una demanda social ante el hombre desheredado, pobre e indigente en tantos campos frente a una requerida dignidad humana.

 

Sophia de Mello Breyner Andersen (Oporto, 1919 – Lisboa 2004) es una reputada poeta, que publicó quince poemarios, amén de una docena de libros de cuentos, ensayos y obras de teatro. Fue la primera escritora que obtuvo el premio Camoens 1999, el más prestigioso en lengua portuguesa, y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2003. Sophia de Mello es una autora de gran inquietud religiosa y social a lo largo de su vida y su literatura. Fue diputada de la Asamblea Constituyente en 1975 tras la denominada Revolución de los Claveles.

 

Mujer de gran cultura clásica, a la vieja usanza del gran bachillerato, esa cultura la manifiesta en su poesía junto a la visión cristiana que tiene su cristalización en la visita a la Acrópolis o el Aerópago, desde el que San Pablo dijera su célebre discurso “Al dios desconocido”.

 

Delfos, Creta, la luz de Grecia, Orfeo, La Odisea, Homero… toda la Hélade desfila por la poesía y narrativa de esta autora portuguesa de gran calado moral. “Homero” es el título de uno de sus cuentos.

 

La traductora Tecla Portela hace un amplio prólogo del libro de Sofía de Mello en el que afirma que sus cuentos “hacen pensar. Más aún: obligan a pensar. Y en el caso de Sophia, me atrevería a decir que “imponen” el pensar y a veces, incluso de una forma angustiosa, delicada y brutal al mismo tiempo, sin concesiones…”

 

Los personajes de estos cuentos son de trazo fuerte, esculpidos sobre el bien y el mal, por lo que la tensión está asegurada en una batalla moral sazonada de tiempo y matices. Siete relatos que ejemplifican muy bien la condición humana. Un acierto haberlos traducido al castellano.

 

Cuando mi cuerpo se pudra y yo se muerta

Seguirán el jardín, el cielo, el mar,

Y como hoy igualmente han de bailar

Las cuatro estaciones en mi puerta.

 

Estos versos con aroma de epitafio los escribió Sophia de Mello en Dia del Mar (1947).

Our website is protected by DMC Firewall!