Daniel Albadalejo en “Malvados de Oro” en el Teatro Carlos III de San Lorenzo de El Escorial

 

Julia Sáez-Angulo 

 

 

21/08/17 .- SAN LORENZO DE EL ESCORIAL .- El actor Daniel Albadalejo ha interpretado “Malvados de Oro” en el Teatro Carlos III de San Lorenzo de El Escorial. Todo un trabajo en solitario junto a unas proyecciones, una banqueta y dos capas, que le permitían hacer un desfile de grandes monólogos de los más perversos personajes del Siglo de Oro español fundamentalmente, con ráfagas y comentarios de humor o comentarios críticos con más o menos acierto, incluidos el facilón de Trump o sobre los refugiados (chirriaba algo en medio del atentado en Barcelona y Cambrils), que llegaban hasta hoy.

 

Hay buena materia en el actor, capaz de interpretar, hablando y moviéndose con dominio y desenvoltura, durante una hora en el escenario. Vestido de negro, da cancha a unos textos y comentarios reflexivos sobre el bien y el mal y sobre todo lo contrario para desengrasar el discurso filosófico. Si uno necesita al otro –el bien al mal- o viceversa. Juegos de palabras y provocaciones que pasan con rapidez ante el espectador en medio de la cascada de palabras.

Albadalejo interpela de vez en cuando al público y lo invita a subir al escenario o a leer una nota inane sobre “terminar e ir a beber una cerveza”, que más bien resta la solemnidad del texto con que el espectador desea envolverse a fondo, sin deshacerlo en el azucarillo de comentario jocoso.

 

Los malvados que se resucitan en el escenario van, desde el comendador Fernán González y Laurencia, de la obra Fuenteovejuna, de Lope de Vega, al rey Basilio y Segismundo de La vida es sueño, de Calderón de la Barca; el duque de Ferrara, de El castigo sin venganza de Lope de Vega, Semiramis de La hija del aire, de Calderón de la Barca, para terminar con el Anticristo de Ruiz de Alarcón. Todo ello, Lope y Calderón, confrontados de modo cómico con el único autor inglés Shakespeare, en una goleada imaginaria. Ruiz de Alarcón puso punto final al popurrí del Siglo de Oro, que se disfruta en la interpretación de Albadalejo, aunque a una le hubiera gustado un poco más de solemnidad como requieren algunos versos.

DMC Firewall is a Joomla Security extension!