Cem Ates, extraordinario pintor turco-iraní de retratos y bodegones, ahora en España

Julia Sáez-Angulo

 

 

De familia iraní nació en Teherán y vivió en Turquía desde niño. El pintor turco-iraní Cem Ates reside actualmente en Madrid, al casarse con una española también licenciada en Bellas Artes. En Ankara, Ates era el retratista más solicitado en sociedad y especialmente por ex presidentes, ministros, abogados y senadores del parlamento.

 

Aprendió a pintar desde muy niño, a los seis años, con su hermano mayor. Después acudió al prestigioso taller de Aidyn Ahgdashloo, para ejercer seguidamente la docencia de arte durante los últimos años.

 

Aunque su meta era trabajar en Estados Unidos, el amor le derivo hacia España, donde desea enraizarse e instalarse. Habla iraní, turco y farsi, además de inglés para desenvolverse. Su objetivo ahora es dominar el español y está en sus inicios.

 

 

Con solo 24 años, Cem Ates (Teherán, 1991) está considerado como un prodigio del dibujo y la figuración, sus retratos son de una precisión figurativa asombrosa y sus bodegones suntuosos en el más puro estilo flamenco u oriental. También pinta bodegones muy matéricos.

 

Aunque utiliza todos los pigmentos, el óleo es el más habitual en su trabajo; su paleta es muy amplia y le gusta mezclar los colores para lograr calidades y brillos sublimes. Confiesa que siente predilección por el rojo.

 

“En Estambul yo trabajaba sobre todo por encargo, soy consciente de que en España he de empezar de nuevo. Haré exposiciones para darme a conocer”, dice Cem Ates sin impaciencia. Ha realizado numerosas copias de arte en museos –en su mayoría por encargo- y comenzó a exponer su propia obra a comienzos de 2000.

 

El buen dibujo es la base de su obra artística y lo lleva a cabo con la singular técnica miniaturista iraní, que exige no levantar la mano en cada línea; de una pulcritud absoluta. Tarda unos dos meses en realizar cada uno de esos dibujos miniaguristas. Los coleccionistas turcos se los disputaban. Son dibujos de 50 x 70 cm.

 

“Son dibujos que vienen de una larga tradición de mi país. He hecho muchas copias de los originales en blanco y negro, pero seguidamente hice mis propias versiones a las que añado el color. Utilizo acuarela y témpera”, explica Cem Ates.

 

Más información

http://atespictures.blogspot.com.es/

Our website is protected by DMC Firewall!