Jean Paul Leon, Presentación de “Herencia Hebrea” en el Centro Sefarad-Israel de Madrid

Julia Sáez-Angulo

 

 

Jean-Paul Leon, escritor y pintor franco español, ha presentado el volumen Herencia Hebrea, parte de la trilogía de su libro Unisson en el Centro Sefarad-Israel de Madrid. La escritora Esther Bendahan pronunció las palabras de apertura del acto y Ophelia Leon, las de introducción a la obra. Seguidamente el autor hizo un recorrido por el contenido del libro, al tiempo que comentaba la génesis del mismo. Siguió un animado coloquio. Los otros volúmenes del libro son I.N.R.I y Reflejos del Islam. El autor está casado y tiene dos hijos. El libro se presentó con una canción sefardita de fondo. Una nana.

 

Artista pluridisciplinar –escritor y pintor-, Jean-Paul Leon (Hendaya, 1955), actualmente residente en París, después de haberlo hecho en Madrid y en California, ha llevado a cabo una obra que es un recorrido por los distintos personajes que han contribuido de modo importante a la cultura universal. El libro va acompañado con la ilustración de sus propios cuadros, en los que ha tomado la menora –el candelabro de siete brazos- como símbolo de luz y presencia de Dios en el templo.

 

Entre los personajes propuestos en el libro figuran: Kafka, Max Brod, Moisés Maimónides, Baruch Spinoza, Lis de Leon, Primo Levi, Amadeo Modigliani, Camile Pissarro, Max Aub, Susan Sontang o Sigmund Freud. El libro lleva una introducción de Jack Lang, que fuera ministro de Cultura de Francia.

 

“He querido fundamentalmente que fueran personas ya desaparecidas y que previamente no hubieran sido amigos míos, condiciones que seguramente salvaré en el libro siguiente”, señaló el autor.

 

 

Obra pictórica y expresionista

La obra pictórica de Jean-Paul Leon, colorista y expresionista, tiene una gran fuerza a la hora de manifestar de diversas maneras la forma de la menora, para lograr una acertada diversidad. No se pierde la alusión dibujística al objeto, al tiempo que transmite un sentido místico y metafísico trascendentes.

 

“Tanto la escritura como la pintura son actos creativos en soledad y exigen una gran fortaleza”, manifestó Leon, al tiempo que recordó su juvenil pasado como músico en grupo, cuando la responsabilidad era compartida. “A veces se paga con la sangre y la enfermedad el hecho de ser un artista solitario y trascendente. Es una locura”, añadió.

 

Jean-Paul Leon recordó que su madre y su abuela se criaron en el gueto de Venecia y allí conservaron la cultura sefardita, de gran fuerza por haber traspasado lo siglos hasta hoy. Se escuchó la voz de Soledad Bravo con canciones sefardíes.

 

El autor se mostró pesimista sobre la situación de la cultura universal. “Somos hijos de Auschwitz y de Hirosima. Mi generación también es responsable de su falta de trascendencia y por caer en la superficialidad tipo Andy Warhol. “Hay mucho por hacer en medio de un nuevo fascismo, en el que no se ve con claridad la cara del enemigo”, señaló.

 

Entre los proyectos de Leon figura uno a caballo entre Toledo (España) y Toledo (Ohio) y, otro, en Cincinati –Estados Unidos de América.

DMC Firewall is a Joomla Security extension!