Julio Mendoza, pintor, diseñador y director de cine ante el Arte y el Amor

Julio-Mendoza-en-New-York-1981-300x217El artista Julio Mendoza Sánchez (Manises.Valencia, 1959) residente en Madrid, pintor, diseñador y director de cine ha accedido a una entrevista para “La Mirada Actual” y dice lo siguiente:

¿Diseñador o pintor? ¿Pintor o diseñador?


Cambiar “o” por “y” refleja mejor mi trayectoria y forma de ver, no sólo resulta menos excluyente también responde a la realidad más holística. Entiendo que se categorice al igual que entiendo las especializaciones. Pero en mi experiencia y comportamiento todo ha sido y está siendo un todo. Quizás en el futuro cambie.  Mis orígenes son de pintor, estudié Bellas Artes pero también Artes Aplicadas y Fotografía, mi primer MFA fue en Pintura en un centro de Tecnología (Rochester Institute of Technology) y el segundo en Tecnología en un Centro de Arte (The Art Institute of Chicago).
 
He sido profesor de Diseño en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid y Profesor de Historia del Arte en el Middlebury College en el Instituto Internacional de Madrid. Me fascina el futuro y el pasado, y el presente, el trasvase cultural y  la visión de unas culturas desde otras, desde la distancia se amplía el entendimiento al igual que con la proximidad. Soy director y productor de películas y he trabajado y trabajo en publicidad. ¿Son los colores complementarios?, ¿existe la luz sin la oscuridad?, ¿el bien sin el mal?, ¿el yin sin el yang? Podría tener la tentación de desear que las cosas, la realidad, fuesen más sencillas, un anhelo casi romántico, pero no es así. Esta complejidad multifacética puede sólo aceptarse o se puede también disfrutar – también rechazar y evadirse. De momento estoy disfrutando del puzzle y de aceptar el “Pluribus Unum” como riqueza. Pero respeto e intuyo la belleza de lo sencillo, de lo unitario, ser sólo una cosa, ser sólo pintor por ejemplo. Esta visión de lo unitario podría ser una aspiración, pero en mis inicios me produjo miedo, miedo a la renuncia, a la monotonía. Todo es posible y puede ser válido, al final hasta el silencio es música, el cero es parte del infinito y la nada parte del todo.
 Si hubiese que  citar una sola frase para un obituario o enciclopedia: pintor y director de cine.
 
-  Qué temas o series ha trabajado en su pintura?
 Figuración y abstracción. Desde la más estricta base académica, humanística y clásica a la conceptualización, la desgestualización, la geometrización, la conceptualización, la comunicación comercial, la imagen de síntesis, la imagen numérica,  la combinatoria; y de nuevo los sentimientos, los gestos, la experiencia, los recuerdos como pájaro que se quieren atrapar y se desvanecen, lo vivido como lo más sincero, conocido y honesto; la belleza y la fuerza reflejadas en el cuerpo humano; el tiempo, el tiempo acelerado, diseccionado, congelado; la imagen en movimiento vista por gente fija, y la imagen fija vista por personas en movimiento; lo inmaterial, lo efímero, lo comercial, lo permanente, lo material, lo espiritual.
 
-¿Qué temas y materiales trabaja en la escultura?
Trabajé la escultura con mis manos en San Fernando, arcilla clásica, experimenté con fundición de aluminio y con formas geométricas en cerámica en New York y Chicago, de las dos dimensiones a tres dimensiones con maderas planas como bajorrelieves arquitectónicos planos pintados. Experimenté con las tres dimensiones visuales de los hologramas, pero sobre todo he esculpido  con la cuarta dimensión: el tiempo.
 
Diseño como comunicación
 

- ¿Cómo ve el diseño de hoy?
Por lo dicho no sorprende que todo sea un todo. El diseño hoy es como la comunicación hoy, un complejo sistema neuronal global, saludable acumulación de experiencias de todos los tiempos, con algunas islas de concepciones concretas que inevitablemente flotan en un rico conjunto total. ¿No es magnífica la sencillez de Mies van der Rohe con el más recargado barroco?, ¿deleitarse un día con lo dulce y otro día con lo salado, con la pureza y con la mezcla, con la rotunda comida, o con la básica y casera, y otro día con alguna delicatessen experimental?. Podemos no conocer no apreciar, vivir en un convento de clausura espiritual y sensorial, incluso necesitarlo y gozar de su sublimación, pero permitámonos la exultante saturación. Ahora cuaresma, ahora carnaval.
 
- El cine le inspira en la publicidad ¿Cómo es el mecanismo de interacción?
El cine es literatura en movimiento, narración audiovisual que estimula todos los sentidos. El cine es un prodigioso edificio con ladrillos de planos, y paredes de secuencias. Nos presenta una realidad que reconstruimos y reinterpretamos como espectadores degustadores. Es cuadro de cuadros. Juega con nosotros y nos encanta que lo haga. Nos transporta, nos transmite, estimula nuestra imaginación. Nunca la mentira fue tan verdad.
La publicidad nos impregna, nos penetra y nos posee, y la disfrutamos íntimamente nos guste o no. La publicidad ejerce una atracción fascinante casi perversa, nos rodea, nos inunda. La publicidad nos seduce y hace que deseemos. Querer o no querer, esa es la cuestión. Tú me mueves, Señor… La publicidad permite que conozcamos la obra del ser humano, nos ofrece sus inmensos muestrarios, vastos escaparates, infinitos lineales. Nos convierte en vulnerables y todopoderosos consumidores. Decidimos, ¿decidimos? Compramos o no compramos, elegimos como césares que con un pulgar concedemos prosperidad o ruina. Agradecemos con nuestra adquisición a los que nos dan placer. La publicidad es la gran casamentera, la que nos da la libertad y subyuga nuestra voluntad.
La publicidad busca incansablemente los puentes más eficaces hacia su diana y utiliza la sofisticada narración audiovisual en forma de cine, como una varita mágica poderosa, como una pócima de amor.
 
-¿La publicidad es un arte?
Definitivamente puede serlo, aunque no lo pretenda, y mucho arte es o fue publicidad, vendió y vende religiones, vendió y vende clases sociales, papas, señores, dioses, cielos e infiernos. Los grandes murales son grandes anuncios. Cuando la gente no sabía leer se la vendía los cuentos a través de grandiosas obras de arte, igual que ahora. La gran paradoja del arte: cuanto más se aleja del mercado más se acerca a él. Tiene precio porque no tiene precio. Sin mecenas, sin marchantes, sin compradores, sin catálogos, sin galerías, sin museos, el arte o no existiría o lo que es lo mismo o peor: no se conocería. Existe lo que existe en nuestras mentes. Eso es publicidad, eso es arte. El arte abomina de la publicidad y la publicidad se separa del arte como el cuerpo del alma.


-  El interiorismo es otra de sus pasiones. ¿Por qué disfruta con la decoración?
Cesar Manrique me dijo cuando lo visité en su casa de burbujas volcánicas: el artista influye en su entorno. Él predicó con su gran ejemplo canario. El artista afecta su entorno aunque sólo sea contemplándolo. El artista lo modifica o lo hace propio. Hay un juego de poder y de frustración con el entorno, de conformismo y de ideal. Hasta los muertos modifican su hábitat.
Uno de mis miedos de siempre, de mis pesadillas, es la parálisis, la impotencia, la falta de acción. Si el poeta dijo que no quería vivir en la memoria, yo temo morir en el olvido. El interiorismo es exteriorismo de uno mismo, es parte de nuestro trazo, de nuestro rastro y señal. La decoración marca nuestra morada, nuestra guarida, es el paisaje más invisible por próximo y cotidiano.
La piedra pide su forma
 
-  ¿Qué criterios le guían a la hora de armonizar los volúmenes?
 La piedra pide su forma. Escucho los ecos interiores que son demasiado complejos como para traducirlos racionalmente, pero es lícito incluso necesario intentarlo, de otra forma no existiría literatura sobre el arte. Sé que cada vez que hago algo lo hago distinto a como lo haría en otro momento porque el interior se recoloca constantemente cual “mono loco” y así se manifiesta. Por eso el amor es eterno mientras que dura. Respondo con decisión a una combinatoria omnipotente y soy tan consciente de ello como Duchamp del orden de sus cristales rotos. Las cosas son como son y no pueden ser de otra manera excepto que pueden ser de cualquier forma. No es resignación, es aceptación y convicción.
 
-  ¿Qué libro está leyendo actualmente?
Estoy leyendo en paralelo Planificación Estratégica y Creatividad/ESIC, Darknet/Nowtilus, El frio que me vela, poesía de Salomé Ortega, Tango para un copiloto herido de David Torrejón, y los diarios escritos por mi padre. Tienen en común haberlos recibido del autor o del editor personalmente.
 
-   ¿Qué libro de arte recomendaría?
No puedo hacer una recomendación comparativa porque necesitaría haber leído muchísimo más para disponer de una muestra básica suficiente. Me gustan las publicaciones de Skira, recuerdo con agrado La Palabra Pintada de Tom Wolfe, me inspiraron el Retrato de Dorian Grey de Oscar Wilde, La Divina Comedia de Dante y La Biblia ilustradas por Gustavo Doré, entre otros. Considero todos ellos libros de arte.
 


Julia Sáez-Angulo


 
Fotografía:  Julio Mendoza en Nueva York, 1981.

Our website is protected by DMC Firewall!