Torre Cañeque muestra lienzos, tablas y trabajos en papel en la Sala de Exposiciones BBVA de Oviedo

TorreCaneque-300x243Expone de nuevo en esta sala de Oviedo la pintora madrileña Torre Cañeque, de larga carrera y cuajada trayectoria artística, que inició en el prestigioso y añorado casón de la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, en las cercanías de la Puerta del Sol capitalina, en donde se graduó, completando su formación en el París del viejo Jeu de Pomme y del Quartier Latin.
 


Ya, en la propia Escuela de San Fernando, se hace merecedora de los primeros galardones como pintora, que se repiten en su historial profesional y se amplían con distintos primeros premios en certámenes del más alto prestigio; todos ellos logrados merced a su concienzuda y vital entrega a su auténtica pasión: la pintura, con exposiciones en España, Portugal, Francia, Latinoamérica, Estados Unidos y Japón.
 


Torre Cañeque es artista figurativa de amplio espectro. Poliédrica en sus motivaciones, que la llevan a pintar desde un paisaje castellano o marino a un retrato o un desnudo, desde una locomotora, como monstruo telúrico arrojando fumaradas ígneas al relajante instante de unos niñitos en la playa bañados por el sol y la tenue espuma; siempre alejada de cánones y corsés academicistas. Interpretando desde su alma esencialmente impresionista lo que sus ojos ven. Por eso en sus cuadros predomina la luz y consiguientemente el color en toda su escala y gamas. Todos en sus centros llevan un rayo del sol., en torno al cual se compone el cuadro.
 


Sus cuadros, (sobre lienzo o sobre tabla, al óleo o al acrílico), están compuestos y dibujados por el color, porque desde su dominio del dibujo no precisa bosquejar las formas, que pinta directamente según se expresan sus pinceles.
 


Ha dicho el poeta de su pintura: “El sol de Castilla está en el color/ con que das la forma al aire. Emociones/ apresadas en breñas y extensiones/ de sabina y de quejigo. El clamor/ de la luz preso en el lienzo, el fervor/ en tu paleta. Fluyen tus pasiones/ redimiendo lo real de sus prisiones/, encarnando en el cuadro el esplendor/ de la verdad que está bajo su piel”.

No queda mucho más que decir, pues en estos breves versos están recogidas la esencia y la certidumbre de la pintura de Torre Cañeque, vocacional artista plástica: Formas hechas de luz y de color, bien definidas y distinguibles, pero aureoladas por el tenue “esfumato” de la pintura impresionista.
Realismo que recoge aquello que no se ve y en lo que está la génesis de la emoción y del ensueño.
Presenta además una magnífica colección de dibujos, grabados en distintas técnicas y unos espléndidos pasteles de los rostros de distintas personalidades del arte y de la literatura. Toda esta colección muestra su capacidad para esta  fundamental disciplina del dibujo, que debería dominar, como ella lo hace, cualquiera que quiera ostentar con verdad la reputación de artista plástico, como Torre Cañeque lo es.
 
 
BENITO DE DIEGO GONZÁLEZ
Miembro de la Asociación Española
y de la Madrileña de Críticos de Arte
www.domusdidaci.blogspot.com

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd